La historia de las carretillas elevadoras

922 30 05 05
La historia de las carretillas elevadoras

Como empresa experta en maquinaria de construcción en Tenerife, queremos aprovechar este espacio del blog para darte a conocer la historia de las carretillas elevadoras, imprescindibles en una gran cantidad de trabajos.

Hay que viajar hasta 1851, año en el que Waterman creó el primer montacargas de la historia. Se trataba de una plataforma unida a un cable, lo que inspiró a Otis para inventar el ascensor, un elevador que estaba basado en un sistema dentado que lograba amortiguar la caída en caso de que se rompiera el cable.

Los primeros prototipos, muy rudimentarios, fueron sustituidos a finales del siglo XIX por otras plataformas móviles de madera, más evolucionadas, en las que se colocaban polipastos a modo de montacargas.

Sin embargo, hubo que esperar a 1913 para ver los primeros carros capaces de desplazarse con motores eléctricos y alimentados por baterías. Y dos años más tarde, ya había máquinas que podían elevar las cargas varios centímetros del suelo.

Como empresa con una gran experiencia en la maquinaria de construcción en Tenerife, queremos informarte de que fue en 1915 cuando se desarrollaron las primeras carretillas que podían desplazar la carga tanto en horizontal como en vertical.

En la Primera Guerra Mundial, se creó una plataforma que podía subir y bajar las mercancías gracias a un mecanismo de elevación de potencia. Otro gran hito fue el de Clark, en 1917, que desarrolló la idea para que el trabajador realizara su tarea sentado en la propia máquina.

Contacta ahora con Ferretería Acentejo, S.L. para conocer nuestros materiales y máquinas.

haz clic para copiar mailmail copiado